Lanzarote en enero

De Barcelona a Lanzarote

Aeropuerto de Barcelona. 17:30 hora local y temperatura de 8º centígrados en el exterior. No es el día más frío de estos últimos del mes de enero. Embarco en el avión de la compañía Vueling. Me acomodo en mi asiento 27E. Después de ver los 2 primeros capítulos del Capitán Alatriste, y 3 horas de vuelo, me planto en el aeropuerto de Arrecife. Modifico mi reloj de pulsera con la hora menos que tanta publicidad ha proporcionado a las islas canarias. Y, ahora, a disfrutar de la eterna primavera. Lanzarote en enero me obsequia con un cielo despejado y 22º centígrados.

Ya en la isla…

Después de recoger mi coche, y pagar tan solo 55€ por 4 días, me dirijo a casa de mis amigos Oscar y Aura, nuestros principales colaboradores en Lanzarote. Me reciben en su preciosa casa situada en Costa Teguise.lanzarote en enero Y, después de una copiosa cena a base de unas cabrillas riquísimas recién pescadas por Oscar ese mismo día, pongo rumbo a Marina Rubión. Allí, me espera mi hotel flotante: el Aura Marina, una imponente Hatteras 45’ con Flybridge. Desde luego las vistas son inmejorables y el ambiente del pantalán no tiene precio… Ya estoy acostumbrado a dormir en los barcos pero esta vez es la primera que lo hago en uno aquí en Lanzarote. Normalmente, acudo por motivos de trabajo cada mes y suelo alojarme en alguna de nuestras Villas u hoteles.

Al día siguiente…

A las 06:30 hora local, mi reloj biológico me despierta y me pongo en marcha. Aparto lentamente las cortinas del portillo del camarote. Mientras, voy descubriendo una lámina de agua aún oscura por falta de los rayos del sol. Ducha frugal pero reconstituyente. Ya estoy paseando por esta magnífica y moderna Marina. Me percato de los barcos que están de paso y de los que tienen previsto cruzar el atlántico. Resulta fácil descubrirlos: antenas BLU, placas solares, molinos eólicos, protectores en las crucetas para no desgastar la vela mayor en portantes, y otros pertrechos para afrontar singladuras entre 18 y 20 días aproximadamente.

La navegación

En nuestro cuaderno de bitácora hoy teníamos anotado que tocaba ir a Isla de Lobos. Embarcamos en el Abisea, una Valiant 850 con 2 motores Mariner Verado de 175 cv. Salimos por la bocana y nos encontramos con una ola de 1 metro de levante que recibimos por la amura de estribor. Proa al puerto de Corralejo en Fuerteventura, del que nos separaban unas 6 millas. Allí desembarcó el Director del complejo Origo Mare, que cuenta con 323 Villas exclusivas en Majanicho, y con quien estamos ultimando los detalles para incorporar en los Planes náuticos de Nautic Ocean.

Nuevamente navegando con rumbo a isla de Lobos, ya al socaire y con poco mar desembarcamos en la misma puerta del chiringuito de Antoñito el Farero. Aguas cristalinas, y tranquilidad absoluta en esta isla que tan solo es habitada durante el día por los visitantes de este chiringuito. Tomamos una rica paella acompañada de un vino blanco de Lanzarote bien fresquito. Después de comer y departir con algunos pescadores locales, volvimos a Marina Rubicón disfrutando de una rápida navegación en esta magnífica y segura embarcación.

Lanzarote en enero es sin duda alguna una buena alternativa. Una época del año distinta para disfrutar de las buenas temperaturas de la isla.

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.