Sa Conillera en Ibiza

Esta isla (La Conejera), está situada en la bahía de Sant Antoni en Ibiza. Tiene una longitud de tres kilómetros y una altitud máxima de 70 metros con un perfil escarpado. La isla se encuentra deshabitada, aunque tiene un pequeño puerto orientado hacia el este y un faro en el extremo septentrional. Esta isla es la de menor tamaño de todos los islotes que conforman las pitiusas. Cuando nos vamos aproximando desde el mar, Sa Conillera semeja una ballena desperezándose y curvada por su cintura.

Existen numerosas cuevas en su costa, a las que se puede llegar en barco. Circula desde siempre una leyenda según la cual Aníbal, uno de los más grandes estrategas militares de la historia,  nació en esta isla. La historia relata que exisitía una expedición que subía desde Cartago Nova a Ibosim, cuando un fuerte temporal del SW desvió su embarcación a este islote, donde fondearon en s’Estanci de dins y allí nació el general cartaginés.

También se dice que en Sa Conillera recolectaban las brujas de Sant Antoni hierbas y lagartijas para la elaboración de pócimas utilizadas durante la mágica noche de San Juan. Hoy en día aún se recogen algunas hierbas aromáticas como tomillo, romero o subarbustos como la ruda, de fuerte contenido medicinal y aromático.

Este islote también es conocido por las sabrosas langostas de su costa, cuya captura es frecuente por los pescadores de Ibiza. En tierra, además de los conejos que dan nombre a la isla y que tan bien han conseguido sobrevivir, encontramos especies endémicas de lagartijas azules, cormoranes, gaviotas, y halcones de Eleonora, ave que curiosamente migra de Baleares hasta Madagascar. Y en el fondo no sólo encontramos este apreciado crustáceo marino, sino que también lo pueblan restos de numerosos naufragios a juzgar por las numerosas ánforas recolectadas por los pescadores de Sant Antoni de Portmany. Sin duda alguna esta costa por su situación estratégica, ha sido durante toda su historia una zona especialmente activa y frecuentada por griegos, cartagineses, árabes, romanos, y fenicios. No es casualidad que los romanos bautizaran con el nombre de Portmany (puerto Magno) la amplia bahía de Sant Antoni.

Al sur de Sa Conillera se encuentra la isla des Bosc, más pequeña y desértica, y habitada por cabras salvajes. A poniente se encuentran ses illes Bledes (na Bosch y sa Bleda Plana) donde hay un faro (FL4 W 20S. Luz blanca con periodo de 20 segundos, de 69 metros de altura), y los islotes de s’Escull d’en Ramón, s’Escull Vermell, y s’Escull de Tramuntana.

Por último apuntar a nivel de navegación que existe un paso entre Sa Conillera y la illa des Bosc. En algunas de nuestras rutas de navegación y experiencias desde ibiza pasamos sin problemas, aunque siempre con tiempo bonancible. De esta forma evitamos dar toda la vuelta a Sa Conillera. El fondo puede descender hasta los 3,5 metros, y es algo inquietante ver como baja de forma súbita la sonda de nuestra pantalla. Os dejamos un waypoint por si lo queréis introducir como referencia en vuestro Plotter para poder cruzar con mayor seguridad este angosto paso:

38º 58.469’N

001º 12.852’E.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.