Estoy fuera de la oficina… A vela por Croacia

Cuánto nos gusta poner ese mensaje de “fuera de la oficina” y empezar nuestras merecidas vacaciones. Si queréis empezar a soñar, ya tenemos el plan perfecto para este verano, a ver qué os parece: navegar en el Adriático croata y perderse por las islas Dálmatas. Lo de navegar lo tenemos muy claro, el mar es lo nuestro y nos encanta. Lo de Adriático suena bien, al fin y al cabo es el Mediterráneo, Mare Nostrum, “the place to be”.

¿Y por qué Croacia? ¿Qué es Dalmacia? ¿Eso se come, se bebe, se baila, se huele, se visita?

Croacia, a solo 2 horas de vuelo directo de Barcelona, es un lugar de retiro y veraneo privilegiado, que ofrece todo tipo de actividades. Desde viajes culturales a rutas por parques nacionales, visitas gastronómicas, rutas náuticas; o las más curiosas como la visita de localizaciones de Juego de Tronos. Y para los más solitarios, vacaciones paradisíacas en un faro, entre otras. Lo mejor es que se pueden combinar “a la card” y así podremos planear nuestro propio viaje a Croacia, que por supuesto será por mar.

La parte croata del Adriático está muy desarrollada, con más 6.000 km de costa y más de 1.200 islas e islotes. Esta sería una imagen típica, así (también) es la costa croata…

kornati

No hay grandes oleajes ni grandes mareas. Las distancias para recorrer no son excesivas y se puede disfrutar de una navegación muy agradable, saltar de isla a isla y a la vez tener tiempo libre para otras actividades (sea nadar, bucear, visitar el pueblo de turno o dormir una buena siesta a bordo).

Además hay mucha tradición marítima, muchos puertos deportivos e infinitas bahías naturales para fondear. Lo mejor es que uno puede elegir lo que le guste, cada noche amarrar en una calita natural y tranquila debajo de las estrellas u optar por el muelle del paseo marítimo (o una boya de la bahía) en Hvar, Korčula, Vis, Komiža, Sali,…O cualquier combinación que surja. Es decir, es un destino perfecto para pasarse una semana de vacaciones en velero, visitando y disfrutando.

¿Y los vientos? Un día típico de verano empieza con una “bonaca” (calma) por la mañana, mar muy plano sin ninguna ola ni movimiento, casi un espejo. A mediodía o a primera hora de la tarde suele empezar el viento de oeste “maestral”, ideal para navegar. Aunque el Adriático es tranquilo algunas veces nos puede sorprender una “nevera”, que en el dialecto local significa tormenta de verano.

snorkel en CroaciaDalmacia, se extiende por la franja central y meridional de la costa croata, de Zadar a Dubrovnik. Y las razones para visitarla van más allá del placer de surcar sus aguas y el baño en su mar cristalino y limpio… Posee un excelente patrimonio cultural repleto de palacios, fortalezas, iglesias, casas típicas de piedra para admirar una a una. Su gastronomía 100% mediterránea a base de pescado fresco a la plancha acompañado de acelgas, olivas y quesos es tan deliciosa y saludable como la cocina griega o balear.

Y además están las noches, que son alegres en la “konoba” taberna típica, donde amigos nuevos y viejos brindan con el vino tinto local, y se disfruta de música de la “klapa” el canto a capella tradicional de costa. Para responder la pregunta del principio, sí a todo. Dalmacia se come, se bebe, se baila, se huele, se visita, se vive.

HvarNavegar a vela es la mejor  forma de visitar Croacia, el Mediterráneo tal como era.

Os iremos contando más secretos de Croacia…

Fuente fotos: Oficina de turismo de Croacia